cell y su forma perfecta

Cell y su forma perfecta


Pikkoro se maldice a sí mismo por no haberse fijado en sus alrededores, pues el ki de Cell era bastante notable. Cell, por su parte, se siente victorioso , pues ahora con toda la energía que ha absorbido tiene un nivel superior al del número 17. No conoce al número 16, pero no lo considera enemigo, pues debe ser un modelo antiguo. Levanta su ki espectacularmente para demostrar su nuevo nivel y se dirige confiado hacia el número 17. Pikkoro le pregunta cuántos humanos debieron ser sacrificados para que él llegue a ese nivel, pero Cell considera eso no como un sacrificio, sino como un honor: ser parte del ser más poderoso del universo. El número 17 no está impresionado, pero Pikkoro le cuenta los planes de Cell, los cuales confirma el número 16 al analizar el poder del monstruo. Sin embargo, el número 17 no acepta retirarse y se lanza al ataque. Lejos de allí, en el Kame House, un Krilin cansado de esperar a Bulma vuela a su encuentro, mientras Tenshin Han va para unirse a la batalla y deja solo a Roshi.

De vuelta en el combate, el número 17 pronto descubre lo que significa que el nivel sea superior al suyo. Excesivamente confiado en su poder, queda a merced de Cell y sólo la intervención de Pikkoro evita que lo absorba. A pesar de ello, el número 16 sabe que ni el poder combinado de ambos podrá con Cell y ordena a la número 18 que huya para que Cell no logre su forma perfecta. De pronto, cansado de la batalla con Pikkoro, Cell lo domina a golpes y finalmente le rompe el cuello. Goku grita desesperado a Vegeta para que se apresure , pero nada puede hacer por su amigo. En ese momento, el número 16 decide luchar contra Cell y destruirlo.
Ni el número 17 ni la número 18 consideran que el número 16 tenga alguna oportunidad, pero él declara que sus niveles de energía son casi idénticos, por lo que buscará ganar tiempo para que ellos escapen. Cell ya tiene a us merced al número 17 y abre su aguijón como un enorme y horrible embudo para tragárselo, pero de pronto un poderoso puñetazo del número 16 lo lanza por los aires. La lucha es pareja y por momentos Cell se ve en problemas, hasta que logra clavarle su aguijón en el cuello, sólo para comprobar que al ser de tipo robot no puede absorberlo. Aprovechando la situación, el número 16 arranca su cola a Cell, pero éste puede regenerarla con la relativa rapidez al tener material genético nameksiano. Sin embargo, el número 16 es capaz de tomar a Cell y empotarlo contra el suelo. Entonces se quita los brazos y con sus antebrazos a modo de cañón portátil lanza un poderoso "hell's flash" (destello del infierno). Los demás creen que Cell ha sido derrotado, pero el número 16 dice que sólo lo ha dañado un poco, así que deben huir. El número 17 se niega tercamente y quiere rematar a Cell por su cuenta, pero de pronto éste aparece por detrás, y esta vez tiene éxito en absorberlo. Luego del proceso de asimilación, Cell pasa a su segunda forma, mucho más humanoide y de apariencia más robusta.

El número 16 ordena a la número 18 que huya, cosa que ésta hace. También se preocupa de avisarle a Tenshin Han para que haga lo mismo. En su nueva forma, Cell es tan veloz que fácilmente alcanza al número 16 y a la número 18 y de un solo golpe retira al número 16, que no es capaz de enfrentarse a ese tremendo poder. Lo intenta una vez más, sólo para recibir un impacto directo que le vuela medio rostro. Tenshin Han está de testigo, sin poder hacer algo. La número 18 amenaza con destruirse si Cell se acerca más, pero Cell quiere engañarla usando la voz del número 17. Cuando nada de eso funciona, decide absorber a la número 18 por la fuerza, pero en eso Tenshin Han le lanza su poderoso shinkikouhou, una serie de disparos de energía que son su último recurso. Pretende conseguir algo de tiempo para los androides, aunque eso le cueste la vida. Goku le ruega que no lo use más, pero Tenshin Han sigue y sigue con los disparos, mientras el dañado número 16 y la número 18 vuelan fuera del lugar.
Tenshin Han usa todo el poder que puede, hasta que no puede más y cae indefenso. Cell trata de rematarlo, pero en eso aparece ante él Goku, quien le asegura que en un día más será capaz de vencerlo. Eso a Cell le parece muy divertido, pero de pronto todos detectan el débil ki de Pikkoro, así que Goku se transporta con Tenshin Han hacia él. Cell no comprende cómo Goku pudo moverse tan rápido, pero no va a permitir que se escape con los dos heridos. Sin embargo, como no conoce del poder de teletransportación de Goku, golpea inútilmente al vacío. Decide que debe reiniciar la búsqueda de la número 18 y como está con el número 16 dañado, no puede andar lejos.

En ese momento, Krilin se cruza con Bulma, quien le entrega el control de desactivación de la número 18 (debe usarse a menos de 10 metros) y un juego completo de trajes de combate saiya modificados, a pedido de Vegeta. Krilin le pide a Bulma que lleve los trajes a Goku en el shinden y él se dirige para buscar a la número 18. En el shinden, Goku está con los recuperados Tenshin Han y Pikkoro, comentando del espectacular nivel de Cell, cuando de pronto Vegeta y Trunks salen del cuarto del espíritu y del tiempo. Aunque Vegeta no muestra cambio aparente, Trunks sale con su cabello sumamente largo, producto de un año de duro entrenamiento y pocos cuidados personales. Al parecer, han superado las limitaciones del nivel del super saiya, pero Vegeta no quiere dar muchos detalles y asegura que es inútil que Goku y Gohan ingresen a entrenar, pues él sólo destruirá a Cell. Justo en ese momento llega Bulma, quien les entrega los trajes modificados, los cuales sólo son aceptados por los saiyas. Sin mayor trámite, Vegeta se dirige a enfrentarse a Cell. Goku le entrega dos senzu a Trunks y le pide que se cuiden. Luego, es el turno de Goku y Gohan de entrenarse.

Durante todo ese tiempo, Cell ha buscado a la número 18, pero no le ha sido posible detectarla, pues al ser artificial no emite ki. Decide amenazarla y lanza un tremendo grito que llega a todos los confines del lugar, amenazando con destruir todas las islas una por una. Según él, no le importa destruirla, pues como está ahora es más que rival para cualquiera en el planeta. El número 16 le asegura a la número 18 que no planea destruirla, pues Cell quiere más que nada llegar a su forma perfecta. Sin embargo, Cell comienza cumpliendo su amenaza destruyendo una isla con toda su población incluida.
Conforme destruye islas, el número 16 se da cuenta de que la fuerza de los disparos no es suficiente para dañar a la número 18 (aunque él sí sería destruido), sino para obligarla a salir y poder absorberla. Cuando está por llegar a la isla en donde se refugian los androides, Vegeta se aparece ante Cell y le ordena aterrizar. Le asegura que lo vencerá y lo hará tanto pedacitos que nadie podrá reconocerlo. Cell, por supuesto no se lo cree y la número 18 considera a Vegeta un idiota, pues si no pudo con ella, menos contra Cell. Sin embargo, cuando Vegeta comienza a elevar su ki espectacularmente, entienden que no sólo alardeaba. Al terminar el "power up", un Vegeta más musculoso y poderoso se prepara para atacar y Cell nada puede hacer para bloquear los tremendos golpes del nuevo rival. Cell no puede creer que en un día haya cambiado tanto (no sabe del cuarto del espíritu y del tiempo). Krilin también ha sido atraído por el espectacular ki y no puede creer que haya un ki más alto del ya increíblemente alto ki de Cell. Este decide tomar las cosas en serio y eleva su ki para atacar a Vegeta, pero su nuevo nivel no parece hacer efecto en éste, quien absorbe el golpe fácilmente y declara que ahora Cell no es rival para él, el super Vegeta.

Mientras tanto, Goku y Gohan han empezado su entrenamiento en la misteriosa habitación. Fuera de ella hay la misma área que la Tierra, pero con una densidad atmosférica de un cuarto de la normal, una gravedad 10 veces mayor y con temperaturas que van desde los 50 hasta los - 40 grados centígrados. Lo primero es lograr que Gohan llegue al nivel de super saiya para que así colabore en el entrenamiento de su padre, cuyo plan es lograr que Gohan lo supere incluso a él mismo. Gohan no está muy seguro, pero está dispuesto al sacrificio.

Cell pretende luchar, pero realmente Vegeta es demasiado para él. Krilin está seguro de que Cell está en su forma perfecta, pero de pronto nota a los androides y deduce que sólo debe haber absorbido al número 17, pues todavía ve a la número 18. Decide entonces llevar a cabo el plan de Bulma. Mientras tanto, Vegeta desprecia olímpicamente a Cell y considera que ni siquiera es digno de morir. Le asegura que Trunks no es tan fuerte como él , pero cerca. Cell maldice , gritando que si estuviese en su forma perfecta no sería vencido por alguien como él, lo que atrae la atención de Vegeta. Al ser de la raza guerrera de los saiya, encuentra mucho placer en el combate, así que permite que Cell siga su búsqueda de la número 18 para que obtenga su forma perfecta y así probarse así mismo.
Trunks no está de acuerdo. Ya ha tenido suficiente con futuros de pesadilla y decide evitarlo, aunque eso signifique pelear con su padre. Krilin en ese momento se acerca sigilosamente a los androides. Si puede desactivar a la número 18, podrá destruirla y evitar que sea absorbida (el número 16 casi no puede moverse, así que no debe ser problema). Sin embargo, desde el pequeño beso de la número 18 krilin se ha preguntado si de verdad son tan malvados como Trunks les decía, y finalmente no se puede atrever a destruirla. Destruye el control y le dice a la número 18 que huya. Lamentablemente, en ese momento son hallados por Cell, quien se dirige rápidamente hacia ella. Trunks trata de evitarlo, pero Vegeta interfiere. Un taiyoken de Cell ciega a todos y aprovecha para absorber a la número 18. Finalmente, logra alcanzar su forma perfecta.

Regresar a Pagina Principal
Capitulo Siguiente