goku vs. vegeta

Goku vs. Vegeta


Goku desprecia a Nappa y se preocupa por su hijo y el recuento de muertes. Esto lo enfurece y su ki aumenta espectacularmente, lo que no pasa desapercibido al scouter de Vegeta. Luego se dirige a Krilin y aunque Nappa está en el camino, lo esquiva con tanta facilidad que sólo entonces empiezan a darse cuenta de la enorme velocidad que puede lograr. Le entrega un senzu a Krilin y a Gohan y les ordena retirarse. No están muy seguros de querer dejarlo solo, pero cuando Goku empieza elevar su poder y la tierra tiembla, se alejan precavidamente. Cuando el poder se estabiliza, Goku llega al nivel de 8000, ante el espanto de Nappa y la furia de Vegeta. Antes de empezar, Goku se da tiempo para "calmar" a Nappa al asegurarle que no usará todavía el Kaioken, la técnica de combate que aprendió de Kaiosama.

Inmediatamente se hace evidente la enorme superioridad de Goku. Se coloca a la espalda de Nappa rápidamente y empieza a sacudirlo, al tiempo que elude todos sus ataques. Uno tras otro caen los golpes de Goku sobre un impotente Nappa ("¡éste por Chaozu!, ¡éste por Yamcha!, ¡éste por Tenshin Han!", y así sucesivamente), quien entonces recurrirá al cobarde ataque sobre Gohan y Krilin. Muy lejos para interceptarlo, Goku se ve forzado a elevar su nivel de energía hasta el primer nivel del Kaioken, con lo cual lo alcanza fácilmente y lo vence, para arrojarlo a los pies de Vegeta. Krilin y Gohan están muy impresionados y Goku les explica que el Kaioken es una técnica de control de Ki a través de todo el cuerpo, por lo que también tiene el problema de poder dañar al usuario de la técnica (por ello, Kaiosama le advierte de no usar mucho tiempo dicho poder).

Vegeta, humillado, mata a Nappa y comienza la lucha más cruel que hasta ahora haya tenido que afrontar Goku. Ordena a sus amigos que se alejen, pues no quiere arriesgarse a un ataque sobre ellos, y estos obedecen rápidamente. Eleva su poder nuevamente hasta el Kaioken de primer nivel y se prepara a enfrentarse con Vegeta.
Si bien el Kaioken le da a Goku un tremendo control, fuerza y velocidad, pronto nota que todavía no está a la par del poderoso y cruel Vegeta, quien, si bien con algo de esfuerzo, puede detener la mayoría de ataques de Goku y colocar él mismo muy buenos golpes. De este modo, Vegeta le confirma a Goku el poder que tiene un saiya de élite.
Para compensar, Goku eleva su poder al segundo nivel del Kaioken, el cual es detectado por el scouter que Bulma reparó. Dicha reparación no dura mucho, pues el artefacto estalla cuando Goku sobrepasa los 21000 ante la sorpresa de Vegeta. El nuevo nivel eleva la fuerza y velocidad de Goku por encima de la de Vegeta, con lo cual ataca repetidamente al confuso príncipe saiya, quien a pesar de todos sus esfuerzos no puede ni golpearlo o atinarle con una onda de energía. Testigo de esta lucha de semidioses es un atónito Yajirobe, quien fluctúa entre la admiración y el espanto ante el despliegue de energías que estallan justo por encima de él.

Sin embargo, todo el castigo recibido sólo hace enfurecer a Vegeta, quien decide utilizar su Garikku hou (garlick cannon o cañon ajo), equivalente en efecto al Kame Hame de Goku, pero a tal nivel que si toca la Tierra, la convertirá en desecho espacial. Goku entonces intercepta el ataque de Vegeta con un Kame Hame Ha Kaioken de tercer nivel y por un instante ambas ondas se enfrentan en medio camino, como un pulseo energético. Con el cuerpo de Goku al límite de su resistencia, decide elevar aun más su poder y llega hasta el cuarto nivel, con el cual supera completamente el poder de Vegeta y lo lanza hacia el espacio. Goku queda sumamente debilitado e incluso un amistoso golpe en la espalda por parte de Yajirobe amenaza con derribarlo. Goku le advierte a Yajirobe que a pesar de lo que ha visto, la situación está lejos de ser definitiva, pues su fuerza demorará en regresar y Vegeta no ha sido destruido. Yajirobe se apresura entonces a alejarse del lugar.

Mientras tanto, Vegeta ha logrado zafarse del Kame Hame Ha de Goku y luego de una rabieta colosal, decide que la única manera de superar el poder de Goku es convertirse en gorila gigante. Busca la luna, pero ignora que ha sido destruida. Mientras tanto, Kaiosama está preocupado: sabe que Vegeta no puede transformarse sin luna, pero si logra hacerlo, Goku no podría enfrentarse a él debido a su estado de debilidad y a que la única posibilidad es el uso del Genki dama, la cual sirve únicamente para un solo tiro, debido a la cantidad de energía que manipula.

Vegeta se da cuenta de la falta de luna, pero aún así decide enfrentarse nuevamente a Goku. Le echa en cara que haber destruido la luna no evitará que se transforme. Al principio Goku no entiende, pero cuando Vegeta crea una esfera de energía brillante y la lanza al cielo, con lo cual crea el efecto de una luna artificial y por ende inicia el proceso de transformación, Goku comprende a cabalidad todas las advertencias de su abuelo sobre acostarse temprano y nunca salir a ver el cielo durante la noche. Comprende también que él fue el causante de la muerte de su abuelo y se disculpa con él, aunque se percata de que no tiene tiempo para lamentaciones. Vegeta ahora es un gorila gigante, pero a diferencia de Goku tiene completo control sobre sus acciones e incluso puede hablar (entrenamiento que siguen todos los saiya de élite). Se burla de Goku y le advierte que ahora su poder se ha multiplicado por diez y que la esfera de luz durara al menos una hora, así que no cuente con que revierta a su forma normal a tiempo para salvarlo.
Goku está muy débil para invocar al Genki dama y requiere tiempo para recuperarse. Utiliza el Taiyouken de Tenshin Han, el cual emitiendo un flash de luz tan intenso que ciega a Vegeta. Goku aprovecha para alejarse volando e inicia el proceso de crear el Genki dama, solicitando el poder de la tierra, el mar y los seres vivos. Pero el efecto cegador no dura mucho y justo antes de que Goku pueda utlizar el arma máxima es alcanzado por un mortífero "rayo bucal" de Vegeta, lo que interrumpe su concentración y permite a Vegeta arrojarlo contra el suelo. Allí le rompe las piernas de una pisada y lo deja completamente a su merced.
Mientras tanto, al detectar la enorme subida de energía proviniente de Vegeta, Gohan y Krilin deciden regresar para ver en que pueden ayudar a Goku. Mientras el gorilesco Vegeta se burla de Goku, se prepara para aplastarlo. Goku simula completa derrota y a último momento lanza una onda de enrgía directa al ojo de Vegeta, quien queda tuerto: Sin embargo, está ha sido la última reserva de Goku y ahora queda inmóvil, totalmente resignado a su suerte. Vegeta lo aferra y furioso pretende aplastarlo con sus propias manos.
Gohan y Krilin ya habían llegado y luego de encontrase con Yajirobe, preparan apresuradamente un plan: Gohan deberá distraer a Vegeta para que Krilin pueda atacar por detrás. Así lo hacen, pero el Kienzen de Krilin es esquivado. Sin embargo, Yajirobe logra escurrirse por detrás y con su espada corta la cola de Vegeta, quien revierte a su forma normal. Furioso, Vegeta se lanza sobre Gohan, quien ha quedado paralizado de la sorpresa al comprobar su transformación. Inmovil, empieza a ser vapuleado por Vegeta a pesar de la intervención de Krilin, a quien desecha de unos pocos golpes. Arroja a Gohan junto a su padre y comienza a gritar que luego seguirá con el infeliz que le cortó la cola (para absoluto terror de Yajirobe). Luego procede a golpear a Goku y a burlarse de él, cosa que enfurece a Gohan lo suficiente para elevar su poder a un punto tal que le da problemas a Vegeta.
Sin embargo, Goku tiene un plan: completa su concentración en la elaboración del Genki dama y le dice a Krilin que él tendra que lanzarlo. La enorme concentración de energía pasa de la mano de Goku a la de Krilin, quien no puede creer el poder que en ese momento maneja. Preparada la esfera de energía, se coloca en posición justo para ver la tremenda lucha de Gohan contra Vegeta, en donde los movimientos son tan veloces que Krilin no está seguro de la posición del enemigo. En eso Krilin oye la voz de Kaiosama en su mente, quien le dice que la Genki dama sólo afectará a la maldad y que debe lanzarla con su corazón, no con su vista. Krilin se concentra, finalmente logra detectar a Vegeta y se prepara para el lanzamiento, justo cuando éste ha derribado a Gohan y se prepara para rematarlo. Infortunadamente, justo al momento del lanzamiento del Genki dama, el torpe Yajirobe se pone a gritarle a Krilin que se apure, lo cual alerta a Vegeta y le permite esquivar la enorme concentración de energía. Todo parece perdido, pues el Genki dama sólo puede ser usado una vez y, es más, la esfera se dirige directa a Gohan. Goku, comunicado telepáticamente con Gohan, le dice que no debe temer al Genki dama y que libere su corazón de ira o furia, pues es lo que lo atrae.

Preparado, Gohan rechaza la Genki dama con sus manos y lo desvía hacia a donde ha saltado Vegeta, quien recibe de lleno el terrible impacto.
Todo parece terminado y además todos están al límite de su resistencia, pero para su sorpresa, el cuerpo de Vegeta cae cerca de ellos...¡y se levanta! Está furioso, pero sumamente debilitado, aunque aún así es capaz de generar una explosión que lanza a todos desperdigados por el campo. Empieza a buscar a quién rematar y al acercarse a Gohan, descubre con horror que todavía tiene su cola. Se vuelve y nota que todavía sigue activa su luna artificial, así que decide matar a Gohan para evitar su transformación. Justo en el momento del golpe mortal surge Yajirobe de la nada y con su espada logra impactar a Vegeta, quien cae a un lado. Yajirobe se jacta, grita y celebra, pero en eso Vegeta se levanta. Yajirobe se disculpa y dice que todo fue una broma, pero Vegeta comienza a golpearlo y lanzarlo de un lado a otro. Justo en ese momento Goku le ordena a Gohan que mire al cielo, a la esfera brillante. Vegeta se da cuenta de sus intenciones y se dirige hacia Gohan para matarlo, pero mientras lo pisotea, Gohan inicia su transformación y hace inútiles todos los esfuerzos de Vegeta. Este incluso trata de atrapar la cola de Gohan, pero tan débil como está no tiene éxito y es echado a un lado como un bicho cualquiera. Igual que en el caso de Goku, Gohan no tiene control sobre su forma gigante y comienza a destruir rocas indiscriminadamente, pero el desesperado grito de Krilin de "¡al saiya, Gohan!", ¡dale al saiya!" llega de alguna forma a Gohan, quien comienza su ataque lanzando todo un peñasco sobre Vegeta. Este se da cuenta de que no podrá soportar más de uno o dos golpes antes de ser destruido, y que debe cortarle la cola a Gohan. Justo en ese momento, Gohan salta hacia él y Vegeta lanza una "cortadora", muy similar al Kienzen de Krilin, que le da a la cola en medio salto.
Vegeta ha conseguido su objetivo y Gohan comienza a revertir, pero la inercia lo lleva directamente sobre Vegeta,quien tan debilitado como esta es incapaz de quitarse del camino. El enorme cuerpo de Gohan rueda sobre Vegeta y determina su derrota definitiva. Gohan nuevamente es un pequeño niño, pero Vegeta ya no puede hacer nada. Saca un pequeño comunicador de su armadura, lo activa y luego se desmaya.

Lo que Vegeta había activado era un control automático para su cápsula espacial, la cual despega sola y rápidamente llega al lugar. Vegeta comienza a arrastrarse penosamente hacia ella, pero Krilin tiene otra idea. No está dispuesto a dejarlo escapar luego de la muerte de todos sus amigos y toma la espada de Yajirobe para acabar con el indefenso Vegeta, quien no puede hacer absolutamente nada para evitarlo. Sin embargo, antes del golpe definitivo es detenido por un ruego de Goku. Este le pide que lo deje ir, que ya todo ha terminado y que después de todo, ellos son más que el asesino Vegeta, que pueden demostrar compasión. Krilin no está muy de acuerdo, pero Goku le dice que después de todo, él también tiene algo de la culpa. También le asegura a Krilin que si Vegeta vuelve a amenazar a la gente que él ama lo matará sin contemplaciones. Krilin acepta finalmente y deja que Vegeta pueda entrar en su cápsula. Mientras está se cierra, Vegeta se despide y promete "a la basura" que se verán nuevamente y "que fue muy divertido". Inmediatamente, la cápsula despega y lleva a Vegeta al espacio. Nuestros amigos han vencido, pero ha costado muy caro. Están muertos Yamcha, Chaozu, Tenshin Han, Pikkoro y Kamisama.

Regresar a Pagina Principal